<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d7165177\x26blogName\x3dSalaBecarios\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dSILVER\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://salabecarios.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://salabecarios.blogspot.com/\x26vt\x3d1384417273073618067', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Sobre la película de las Crónicas de Narnia

Anotado por Nachete

He ido al cine a ver la segunda parte de las Crónicas de Narnia, El príncipe Caspian. La película me gustó, más que la primera parte. Está entretenida, tiene aventuras, unos buenos efectos especiales, y también ciertos vacíos de guión y unos planos donde se sigue notando la influencia del Señor de los Anillos, pero no es eso lo que quería comentar en esta entrada.

Aparte de conseguir un alto valor en el factor niño (la sala estaba llena de niños, y todos estuvieron callados y quietos), en esta película hubo algo que me llama poderosamente la atención, y que quería comentar aquí, por si algún lector de C.S. Lewis puede aportar información al respecto. Se resume en dos puntos:

  1. Los protagonistas son unos críos que, mientras están en Londres, se comportan como niños de su edad, pero cuando llegan a Narnia, resulta que son avezados expertos en el combate cuerpo cuerpo, con espadas, dagas, arcos, flechas (¡y linternas!).
  2. Cuando entran en combate en el campo de batalla, estos niños (¿cuántos años tienen, 16, 18, 20?) se convierten, menos la pequeña de los cuatro, en fieras máquinas de matar, ensartando y degollando soldados que les doblan en edad, sin el menor atisbo de duda ni remordimiento.

Aún recuerdo cuando leí A través del desierto y de la selva, de Sienkiewicz, escrito allá por 1912, y cómo el niño protagonista se echa a llorar cuando, relatando sus aventuras, confiesa que tuvo que matar a un hombre (¡a uno sólo!) en defensa propia. Estos de Narnia, entre los tres, se cargan a medio batallón.

 

 

Technorati tags: ,

Entradas anteriores:


  • Viaje a la India. Parte III: Delhi (Mercado, mezqu...
  • Yo no entiendo de política pero...
  • Por qué no votaré mañana
  • La política y el fútbol
  • Viaje a la India. Parte II: Delhi (Puerta de la In...
  • Viaje a la India. Parte I: boda en Bangalore
  • Libros leídos en 2007: misión 50 libros fallida
  • Pero que os creeis españolitos
  • Referencias literarias en el heavy metal
  • ¿En qué piensa esta ballena?