<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\0757165177\46blogName\75SalaBecarios\46publishMode\75PUBLISH_MODE_BLOGSPOT\46navbarType\75SILVER\46layoutType\75CLASSIC\46searchRoot\75http://salabecarios.blogspot.com/search\46blogLocale\75es_ES\46v\0752\46homepageUrl\75http://salabecarios.blogspot.com/\46vt\0751384417273073618067', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Viaje a la India. Parte IV: Samode, Fort Amber y Jaipur

Anotado por Nachete

 

La India está dividida en Estados, y cada vez que pasábamos por uno, el conductor paraba y pagaba un peaje. La India rural está compuesta de pueblos de casas bajas que salpican la carretera, casi todos sin semáforos, y en el que la carretera también parece la arteria principal del pueblo. La técnica para reducir la velocidad consiste en que a la entrada del pueblo te plantan dos vallas en la carretera, en forma de punta de flecha. Entonces comienza un mercado, a lo largo de todo el pueblo, donde se vende de todo, y apeaderos donde los camioneros dejan sus camiones Tata junto a los camellos, y se sientan en taburetes improvisados a la puerta de un bar a tomar un refrigerio. Todos los camiones van tuneados de una forma muy característica, con lazos y cortinillas, y un letrero pintado a mano que reza “Horn, please” (Pite, por favor). Y así es como, en efecto, se producen los adelantamientos en la India: el coche llega, se pega todo lo que puede, pita, y el camión o lo que sea, se echará lentamente a un lado (derecha o izquierda, eso da igual). Aparte de pueblos, también se pueden encontrar pequeños altares a dioses hindúes. El terreno es seco. No se ve agua, o se ve muy poca.

Nuestro primer destino es Samode, el palacio de un Maharajá, donde vivía con su Maharajaní (su mujer), y unas cincuenta o cien concubinas. Hoy en día es un hotel, y conserva en buen estado un puñado de dependencias y habitaciones, ricamente decoradas y adornadas con frescos y grabados, muebles con acabados en plata y alfombras antiguas, y por las que puedes pasear como Pedro por su casa.

  IMGP3678

  IMGP3655

El siguiente destino fue la ciudad de Jaipur, la ciudad rosa. Se llama así porque todas las casas son de color rosa (aunque muchas se caen a trozos). Hay dos Jaipur claramente diferenciadas: la antigua y la moderna. La Jaipur nueva es de avenidas anchas y construcciones modernas, como centros comerciales y complejos hoteleros (como el nuestro); bastiones alzados en medio de la nada. La vieja Jaipur es un recinto amurallado, con varias puertas estrechas donde el tráfico fluye (como puede) en ambos sentidos. De Jaipur hay que ver el Palacio de los Vientos, y el museo-Palacio del Mahrajá de Jaipur. El Palacio de los Vientos es un pequeño palacete con un montón de pequeñas ventanas. No se puede entrar, sólo se ve desde fuera.

  IMGP3707

  IMGP3708

La otra visita es el museo del palacio, o más bien un recinto anexo a la actual morada del Mahrajá de Jaipur. De camino a él tropezamos con un estereotipo salido de un tebeo de Mortadelo: un encantador de serpientes, con su cesto, su flauta, su turbante y su serpiente. Lamentablemente no me dio tiempo a hacerle fotos (aparte de que te pedía dinero por la foto, claro).

En las afueras de Jaipur, nos llevaron de visita a Fort Amber, una fortaleza sobre una montaña, antigua residencia de Maharajás (con esposas y concubinas incluidas). La subida al castillo se realiza a lomos de elefante, en un ascenso por la rampa de acceso al castillo, que es una verdadera procesión de elefantes con turistas, finalizando en un gran patio interior. Fort Amber es un palacio dividido en varias dependencias, con elementos arquitectónicos y decorativos muy característicos, que mezclan el estilo hindú con la influencia musulmana, usando materiales que van de la arenisca roja al mármol blanco. Hay un patio de audiencias con elegantes columnas rematadas por elefantes que sostienen flores de loto, y también un mirador con columnas de mármol y arcos al estilo islámico. Dentro vemos el palacio, que está organizado alrededor de un jardín rectangular, dividido en cuatro secciones con una fuente en el centro, y otro ala con un patio interior que da a cuatro esquinas aisladas, una para cada una de las cuatro esposas oficiales.

  IMGP3722

  IMGP3744

  IMGP3741

  IMGP3742

 

Nuestro siguiente destino nos acercaba al final del viaje: Fathepur Sikri, Agra, el Taj Mahal y el Fuerte Rojo. En la siguiente y última entrega.

 

Technorati tags: , ,

Sobre la película de las Crónicas de Narnia

Anotado por Nachete

He ido al cine a ver la segunda parte de las Crónicas de Narnia, El príncipe Caspian. La película me gustó, más que la primera parte. Está entretenida, tiene aventuras, unos buenos efectos especiales, y también ciertos vacíos de guión y unos planos donde se sigue notando la influencia del Señor de los Anillos, pero no es eso lo que quería comentar en esta entrada.

Aparte de conseguir un alto valor en el factor niño (la sala estaba llena de niños, y todos estuvieron callados y quietos), en esta película hubo algo que me llama poderosamente la atención, y que quería comentar aquí, por si algún lector de C.S. Lewis puede aportar información al respecto. Se resume en dos puntos:

  1. Los protagonistas son unos críos que, mientras están en Londres, se comportan como niños de su edad, pero cuando llegan a Narnia, resulta que son avezados expertos en el combate cuerpo cuerpo, con espadas, dagas, arcos, flechas (¡y linternas!).
  2. Cuando entran en combate en el campo de batalla, estos niños (¿cuántos años tienen, 16, 18, 20?) se convierten, menos la pequeña de los cuatro, en fieras máquinas de matar, ensartando y degollando soldados que les doblan en edad, sin el menor atisbo de duda ni remordimiento.

Aún recuerdo cuando leí A través del desierto y de la selva, de Sienkiewicz, escrito allá por 1912, y cómo el niño protagonista se echa a llorar cuando, relatando sus aventuras, confiesa que tuvo que matar a un hombre (¡a uno sólo!) en defensa propia. Estos de Narnia, entre los tres, se cargan a medio batallón.

 

 

Technorati tags: ,

Viaje a la India. Parte III: Delhi (Mercado, mezquita, Qtub Minar)

Anotado por Nachete

 

Tras una breve visita al lugar donde fue incinerado Gandhi, donde nos topamos con una masa de gente enfervorecida entonando loas a Shiva, nuestra guía nos preguntó si queríamos dar una vuelta por el mercado de la vieja Delhi, y nosotros, ilusos, dijimos que sí.

A partir de ese momento comenzó un viaje alucinante de una hora de recorrido montados en un triciclo por las callejuelas del mercado. Lo mejor que puedo hacer es describiros un poco lo que vi allí, y poneros unas cuantas fotos para que lo veáis vosotros mismos: es un barrio de calles angostas, sucias y estrechas, y casas bajas entrelazadas por una maraña de cables. Las tiendas son habitaciones rectangulares sin puertas ni ventanas, que se abren directamente a la calle, y en ellas se vende de todo: alfombras, telas para vestidos, alfarería… Hay carnicerías donde se expone el género vivo (cabras, gallinas), ópticas que anuncian en vistosos carteles “computerized eye-testing”, o bares donde venden en bolsitas alimentos que no puedo clasificar. Hay un montón de gente, y muchos transportan objetos de un sitio a otro, a mano o en carros: planchas de cobre, jaulas con gallinas, ladrillos, fardos sobre la cabeza… Además de la gente y de los carros, también hay triciclos, motos, perros y vacas, que pasean a su libre albedrío, y no deben ser molestadas.

  mercado4

  mercado10

 

Pegada al mercado hay una mezquita, la más grande de la India, según nuestra guía. También nos comenta que la religión mayoritaria en la India es la hindú, y que los musulmanes son una minoría, un 14% de la población, aproximadamente. Eso, en un país que tiene unos 1100 millones de habitantes, supone que unos 154 millones de indios son musulmanes, habiendo ciudades y estados enteros donde la religión del Islam es mayoritaria, como Uttar Pradesh, que es donde está el Taj Mahal.

  mezquita3

 

La última excursión del día es al Qtub Minar, una explanada entre jardines donde se levanta un minarete pegado a una mezquita, al parecer una de las más antiguas de la India, erigida por los primeros musulmanes que llegaron a esas tierras, sometiendo a los habitantes autóctonos. De hecho, la mezquita está construida a partir de material de templos hindúes derribados, y eso le confiere una arquitectura única y especial.

  qtub minar 1

  qtub minar 5

  IMGP3582

  qtub minar 3

 

Como punto final, aquel día era Nochevieja. Después de una impresionante cena-buffet en el hotel, a las 12 horas de España (4:30 am hora de la India) nos comimos un botecito de 12 uvas peladas en almíbar que habíamos traído para la ocasión.

Al día siguiente partimos para continuar el circuito. En la siguiente entrega, un retrato de la India rural, el palacio de Samode y un vistazo a la ciudad de Jaipur. Espero que no os vayáis cansando porque aún me quedan cuatro días de intensas experiencias por contar. 

En mi página de flickr podéis ver más fotos de las que hay aquí.

 

Technorati tags: ,

2 Comments:

22/4/08 10:50: Anonymous Prognatis said...  

Vaya, no sé como he llegado aquí, pero ha sido una grata sorpresa leer sobre tus experiencias en la India. Me siento muy identificado con todo lo que estás contando. Yo viví muchas situaciones similares :)

Un saludo y enhorabuena por el blog.

23/4/08 19:09: Blogger Nachete said...  

Muchas gracias. He leído tus posts y también me siento muy identificado. Además me parece que hemos visitado bastantes lugares comunes

Un saludo

Publicar un comentario en la entrada

<< Home

Yo no entiendo de política pero...

Anotado por Angel Llosá

Hoy en la radio he oído varias veces esa frase y otras que significaban lo mismo. "Yo no entiendo de política, pero...". No sabes de política. Vamos, que no pierdes el tiempo en informarte, como yo no lo pierdo en informarme sobre el fútbol profesional.

Hasta ahí bien, porque a cada uno le interesa lo que le da la gana. El problema es que siempre ha venido seguido de algo parecido a "... he votado a fulanito, porque menganito lo ha hecho mal", o "... he votado a menganito porque fulanito ha mentido.".

A ver que me entere, si no te interesa la política, ¿por qué votas? ¿En qué te basas para votar? ¿Crees que es correcto aportar tu granito para la elección del gobierno que va a regir el destino social-económico de tu país en los próximos 4 años sin haberte informado antes lo más mínimo?

Yo creo que no. En este país se nos otorga el derecho a votar. Y nosotros tenemos el deber de llevar a cabo este derecho de manera cabal y responsable.

Y vosotros, ¿sois de los que votáis informándoos? ¿Sin informaros? ¿No votáis? ¿Qué opináis?

Etiquetas: ,

9 Comments:

11/3/08 14:00: Blogger Emilio said...  

Yo opino que tenemos los políticos que nos merecemos (o que se merece la mayoría). Y que mientras, como dices, la gente sea de un partido como el que es de un equipo de fútbol, los políticos no van a mejorar. Me dio un poco de vergüenza ajena lo de la gente en la sede del PP cantando oe oe oe... y los otros tres cuartos de lo mismo con las banderitas, aunque por lo menos ganaron.

En cuanto a lo que preguntas,de todas las veces que he votado muchas lo he hecho en blanco, bien porque no consideraba estar suficientemente informado para emitir un voto, o bien porque ningún candidato merecía mi confianza.

El problema es cuando piensas que no votas por no estar informado, pero miles de persona que todavía lo están menos sí lo hacen, porque su familia siempre ha votado a ese partido, españa se va a romper, o les van a quitar las pensiones...

11/3/08 14:36: Anonymous kikollan said...  

Pues si, lo que dice Emilio, tenemos nuestro merecido.

El 90% de la gente vota sin reflexión, sin juicio y sin nada. Hay que ir perfilando el tema del examen pre-voto.

Emilio, por favor no vuelvas a no votar por estar poco informado, seguro que tienes más información que la media :-)

11/3/08 14:56: Anonymous Anónimo said...  

No creo que hay que informarse demasiado para poder ejercer su derecho a votar (supongo que no tengo que explicar derecho, parece bastante auto-explicativo). Y menos creo que tú eres en la posición de criticarlo. Porque no ir a votar tiene un único efecto: dar más fuerza a los partidos de la extrema derecha e izquierda. Deberías pensar también en tales efectos y las consecuencias que pueden tener.

Imagínate que todos tienen la misma opinión como tú: primero no van a las elecciones todos los que no encuentran su partido perfecto y después se abstienen todos que no se han informado con suficiente profundidad. ¿Quién se irá a votar? ¿Será un resultado más representativo?

11/3/08 19:18: Blogger Rikel said...  

Yo no creo que en democracia se deba exigir a nadie ninguna información para votar, ya que en democracia vota todo el pueblo.

Además, hay gente que aunque se informe...

Otra cosa es la tecnocracia, donde sólo aquellos con unos ciertos conocimientos tienen derecho a votar, siempre que estos conocimientos están al alcance de todos no veo ningún impedimentos para que este sistema sustituya al nuestro.

11/3/08 22:47: Blogger anllogui said...  

@emlio
Tío, eres de los pocos valientes que toman la decisión de votar en blanco! Yo creo, que aunque estos votos a nivel práctico solo valgan para quitar de en medio minorías, más gente debería votar en blanco para dar un toque a la política actual. Les costaría un poco intentar ocultar el motivo de estos votos.

@kikollan
No esperaba que dijeses en público lo del pre-examen. Poco a poco te estas acercando a la línea que separa el progre del radical!!

@anónimo
No me gusta responder a anónimos, pero me voy a lanzar. Todo derecho contrae un deber. Y el nuestro debería ser el informarnos antes de tomar una decisión tan importante como es elegir al grupo de aristócratas que dirigirá nuestro destino socio-económico los próximos 4 años. No sé porqué no puedo criticar esa postura la verdad. Y como es eso de que si no voto favorezco a los extremistas? Es otra leyenda urbana como el que no votar o votar en blanco favorece al partido mayoritario? Si puedes amplíalo, porque creo que no lo he entendido.
Y creo que no has leido bien el post anterior, ya que si no voy a votar no es porque "no encuentre el partido perfecto".

@rikel
No había pensado en la tecnocracia como solución! Aunque creo que debería estar un poco humanizada.

Y bueno, de paso dejo una perla de Pérez-Reverte que precisamente me ha llegado hoy por correo, aunque lo leí en su día:
http://www.capitanalatriste.com/escritor.html?s=patentescorso/pc_23dic07

11/3/08 23:36: Anonymous kikollan said...  

Lo del examen era un guiño, pero vamos, viendo el panorama no estaría mal.

P.S. Progre creo que no me has llegado a conocer, eso fue mi etapa preuni :-)

12/3/08 12:28: Blogger Emilio said...  

Kiko, lo de votar en blanco por "ignorante" fue algo que hice más joven. Supongo que era suficientemente responsable como para saber que debía votar pero no tenía elementos de juicio para elegir un partido, y suficientemente vago para no adquirir dichos elementos de juicio.

Ahora cuando voto en blanco es porque me he informado pero nadie me convence. También lo de la utilidad del voto, de la que has hablado en tu blog, es un factor que me pesa. No considero ser especialmente valiente por ello, Ángel (aunque por otros motivos mi valor no tiene parangón).

Y si voto en blanco en vez de abstenerme es porque me toca las partes nobles que se me meta en el saco de que es que la gente pasa de todo, les da igual, patatín patatán. Oigan, no es que pase de todo, es que ustedes, todos, son muy malos. En fin, eso de transmitir mensajes con el voto es algo jodido, y se presta a que los políticos lo manipulen a su antojo.

Propongo que haya diferentes papeletas en blanco dependiendo del mensaje que deseamos dar:
a)No os voto a ninguno porque sois unos chorizos hijos de...
b)No os voto a ninguno porque sois unos inútiles.
...

Y que luego salga en los resultados.

12/3/08 12:41: Anonymous kikollan said...  

Emilio, me refería a que lo que tu llamas estar poco informado seguro que es tener más información que la mayoría...

El voto en blanco por eliminación, cuando nadie convence en absoluto, lo he practicado a menudo yo también. Tu vas hasta allí, pero tiras el voto viendo el personal.

Me parece bien tu propuesta. Aunque no se contabilizan, creo que mucha gente mete mensajes en las papeletas :-)

13/3/08 14:42: Blogger Jandru said...  

Yo pienso que es necesario ir a votar, pero hay que hacerlo minimamente informado y no basar el voto en me cae bien o mal tal candidato. Si no te representa ningún partido en absoluto, tu voto debería ser el nulo. Es la forma de decir que no estas a favor de nadie pero que te preocupas por la política de tu país. Si te da igual quien gane, voto en blanco.

Mi opinion es que creo que es un error tomar el voto nulo como el voto no válido, para mi el voto nulo es el voto del que quiere cambiar algo pero de raíz. Si todo el mundo que pensase como leo en tus anteriores posts votase nulo en lugar de no votar o elegir a cualquiera por verlos a todos igual de malos, creo que la cosa cambiaría...

Publicar un comentario en la entrada

<< Home

Por qué no votaré mañana

Anotado por Angel Llosá

Mañana, como hago desde hace años, no votaré. ¿Por qué? Por los siguientes motivos:

Primero: No tengo a quién votar. No existe partido con el cual me vea representado. Los que se presentan para gobernar, nunca han tenido que llegar justos a final de mes. Nunca han tenido que buscar un piso sabiendo que tenían muchas probabilidades de ir ahogados los siguientes años. No han tenido dificultad para encontrar un trabajo decente con un sueldo decente(es más, muchos no han trabajado en su vida). Y para muestra un botón. No se dedican a velar por mis intereses, sino por los intereses de quienes les financian y que luego los colocan de "consejeros" una vez exprimida la vida política. Podría seguir así hasta el infinito, pero con estos pocos ejemplos creo que ha quedado claro.

Segundo: La población no se toma en serio el proceso de elecciones. Como comentaba en el post anterior, la mayoría se cree que esto es el fútbol. No se leen ni los programas electorales de los partidos a los que van a votar, ni el de la alternativas. Por lo tanto votan con la información absorbida por los medios de comunicación (vamos, a ciegas). O directamente van a votar eligiendo a boleo (de estos ya conozco a varios).

Tercero: No estoy de acuerdo con la ley que regula las elecciones (Ley Orgánica del Régimen Electoral General). Los votos en blanco solo sirven para descartar a los partidos minoritarios, el reparto de escaños es circense, y más cosas que igual describo en otro post.

Y sí, tengo derecho a quejarme. Llevo pagando impuestos todos los meses desde los 17 años, por lo que puedo quejarme de cómo se gastan mi dinero.

Etiquetas: ,

2 Comments:

8/3/08 19:30: Anonymous Kikollan said...  

Yo entiendo tus razones para no votar, pero creo que votar lo menos malo es más recomendable.

Eso si, no acabo de estar de acuerdo con el perfil de gobernantes. Estoy de acuerdo en que los políticos de carrera son lo peor y deberían ser profesionales de cualquier otra cosa. Pero vamos, currelas tampoco se si es lo mejor... ya sabes que soy un poco "meritócrata" :-)

8/3/08 22:15: Blogger anllogui said...  

Me he explicado mal si he dado a entender que quería currelas para mandarnos. Ser presidente debería ir por currículum, y que lo recorrido en la administración pública no diese puntos. Y con una edad mínima de 50 años.

Vamos, un tío curtido!

Publicar un comentario en la entrada

<< Home

La política y el fútbol

Anotado por Angel Llosá

Iba a solar una perorata como comentario en el post de kiko sobre la manipulación de datos por parte de nuestros líderes políticos, pero me voy a explayar aquí.

Lleva ya años pasando que la política en este país se parece cada vez más al fútbol. Aquí cada uno es de un partido como si fuese de un equipo. Tenemos a nuestras estrellas mediáticas a las cuales se les anima por la calle, se les piden autógrafos, que nos toquen, nos hacemos fotos con ellos... Intentamos no pensar todo el dinero que roban ganan o que dejan robar ganar a sus amiguetes. En las tertulias, defendemos a nuestro partido y atacamos al de los demás, cuando ambos son indefendibles y atacables.

Y todo sin ver nuestra realidad, donde mande quien mande, las grandes empresas siguen aumentando sus cifras económicas (claro que crece la economía, pero no precisamente la de los que trabajamos). Y es que luego nos la suda. Nadie se lee los programas electorales y da igual si no los cumplen (que es lo que hacen siempre).

La diferencia del fútbol y la política, es que en el fútbol solo ganan los futbolistas, y en política ganan los amiguetes y perdemos todos. A ver cuando nos damos cuenta y nos lo tomamos un poco más en serio.

Pero bueno. A la marcha. Y a quejarse. Que esto es España.

Etiquetas:

1 Comments:

17/8/10 10:54: Anonymous Juanjo said...  

Cierto es que la política y el fútbol son lo que mueve este pais. Por cierto si hay alguien de valencia y le gusta la cultura urbana y el graffiti los días 21 y 22 de Agosto se celebra en Valencia el Movistar Street Tour 2010, con mogollón de actividades. Podeis ver toda la información aquí además a la gente de movistar nos regalan un refresco al lleger ;)

Publicar un comentario en la entrada

<< Home

Viaje a la India. Parte II: Delhi (Puerta de la India, templo hindú, templo sikh)

Anotado por Nachete

 

El viaje por la India fue un circuito contratado con una empresa desde Valencia. Pensábamos que iríamos en un autobús con un grupo de europeos, pero no fue así. Al salir del hotel nos encontramos un Toyota grande, con un chófer y una guía, exclusivamente para mi mujer y yo.

Aunque las calles son anchas, de tres o cuatro carriles en ambos sentidos, el tráfico en Delhi es un caos; si creíamos que el de Bangalore era malo, a cada ciudad que fuimos posteriormente, la cosa empeoró (quizás el hecho de que los coches y motos tienen que compartir la calle con elefantes y camellos tenga algo que ver). Delhi es una ciudad inmensa, llena de gente, de ciclomotores y de coches pequeños y ruidosos. La forma más común y barata de taxi es el tuc-tuc, un triciclo motorizado de colores verde y amarillo muy característicos. Es una ciudad muy contaminada, algo que se notaba claramente desde la ventana del hotel: una nube de contaminación flota sobre la ciudad, como si fuera niebla, pero sin serlo. Al cabo del día lo notábamos, con irritación en los ojos y hollín en la nariz.

  taxi

Comenzamos el circuito en la Puerta de la India, un monumento muy similar al arco de triunfo, que creo que tiene también su misma simbología. Está enclavado en unos espaciosos jardines, a modo de campos elíseos, que acaban en el palacio presidencial de la India, donde vive la presidenta de la República India. La India es en realidad una república federal (yo no lo sabía), con un Presidente y un Primer Ministro, y está dividida en Federaciones o Estados.

  palacio presidencial

La siguiente visita fue a un templo hindú. Es un edificio de una arquitectura característica, formando espacios o salas, y en cada una hay un altar de un dios hindú. Según nos contó la guía, la religión hindú tiene tres dioses principales: Brahma (el preservador), Vishnú (el creador) y Shiva (el destructor). Shiva se representa como un hombre desnudo con una serpiente al cuello. Estos tres dioses tienen mujeres, que también son diosas, y estos tres dioses también se pueden reencarnar, y cada reencarnación es un dios distinto, concluyendo en resumen que la religión hindú tiene muchos dioses. En el templo había altares con estatuas, pero también había grabados en las paredes, representando a otros tantos dioses. Vimos las estatuas de Vishnú, el creador; de Lakshmi, diosa del dinero y la riqueza; de Durga, diosa de la guerra (y novia de Shiva), sentada encima de un tigre y con ocho brazos, cada uno sosteniendo un arma distinta; de Krishna, que es el dios guapetón del amor y de las muchas novias, y su altar está en una sala de espejos (muy apropiado), y además es una reencarnación de Vishnú; de Shiva, en una sala especialmente grande, quien va montado en un toro, y a quien hay que rezar todos los lunes; de Hanuman, el dios mono, que debe ser el patrón de los conductores porque todos los coches tienen una estampita suya; y de Ganesha, el dios con cara de elefante que se muestra sentado sobre una rata, que es el dios de la prosperidad y la buena suerte.

  templo hindú

Todo eso vimos, y por desgracia estaba prohibido sacar fotos (aparte de que tienes que ir descalzo pisando el frío mármol), así que las únicas que tengo son del exterior del templo.

Nuestra siguiente visita nos llevaría a un templo sikh. Allí sí que pudimos hacer fotos, y allí también nos tuvimos que descalzar, y además quitarnos los calcetines, y cubrirnos el pelo con un pañuelo. La religión sikh estuvo al parecer perseguida y repudiada hasta hace un tiempo. Según nuestra guía, hoy en día muchos de los devotos de esta religión son comerciantes, y todos ellos han de destinar una pequeña parte de sus ganancias al mantenimiento del templo y de un comedor solidario que hay en la parte de atrás, en donde se da de comer todos los días a todo aquel que quiera. También según nuestra guía, en la religión sikh todos los hombres y mujeres son iguales, a diferencia de la religión hindú, donde imperaba un sistema de castas que aún hoy en día continúa profundamente arraigado. Las castas se estructuraban desde la más alta, la de los sacerdotes, hasta la más baja, la de los parias, y dentro de estos la subcasta de los intocables, que tenían reservados los trabajos más sucios y desagradables, y debían evitar todo contacto (hasta visual) con todos los que no fueran otros intocables. Volviendo a los sikh, nos contó que son vegetarianos extremos, y que no se pueden cortar el pelo, y por eso los hombres llevan turbante, porque debajo llevan el pelo enrollado.

  templo sikh templo sikh templo sikh - comedor solidario

El templo es espacioso, con todo el suelo cubierto de alfombras. En el centro hay un altar con el libro sagrado, y en un lateral tres personas entonan cánticos todo el tiempo. En la parte de detrás está el comedor, en un espacio diáfano cubierto de alfombras, bajo las escaleras, pegado a lo que sería la cocina. Y cuando ya creía que había visto el templo entero, a un lateral se abren unas escaleras que llevan a un estanque inmenso, donde la gente hace sus abluciones diarias.

templo sikh

 

Y así fue la visita a un templo sikh. En la siguiente entrega, una crónica de más lugares que vimos en Delhi, como un paseo por el mercado, y una visita a dos mezquitas: la más grande de la India y la más antigua. En mi página de flickr he puesto más fotos de las que hay aquí, por si queréis echar un vistazo.

 

Technorati tags: ,

4 Comments:

29/2/08 20:07: Blogger Angelillo said...  

Y a mi que me dan miedo todas estas cosas.... Siempre he pensado que si me voy a alguno de esos paises acabaré secuestrado o algo así... XDD

A ver si un día de estos tengo pasta y me decido a seguir tus pasos! Que pareces Don Pimpón!

3/3/08 13:29: Blogger Nachete said...  

Muchas gracias, no voy a negar que yo también me fui allí con un tanto de miedo... La verdad es que si no nos hubieran invitado a la boda no habríamos ido.


Cuando quieras información y recomendaciones, aquí tienes a Don Pimpón para ayudarte a preparar tu viaje :)

5/3/08 14:47: Blogger Emilio said...  

Muy interesante, Nacho. Me gusta saber costumbres de otros países de "primera" mano. Si no fuera tan vag..., eh, tuviera que escribir la tesis, haría algo parecido con China.

Me ha resultado curioso lo de los dioses (por cierto, entonces los del Hare Krishna ¿son hindus?) y lo del pelo de los sith :) ¿Sabes por qué no se lo pueden cortar? ¿Para no caer en el reverso luminoso de la fuerza?

6/3/08 14:44: Blogger Nachete said...  

Emilio, si has estado en China, ya estás tardando en poner fotos o algo. Desconecta un poco de tu innata vaganc... digooo, de tu innata capacidad para el trabajo y la concentración, y publica una crónica en el blog, hombre.

Sobre los sikh, pues no sé porque llevan el pelo largo, sólo sé lo que nos explicaba la guía.

Publicar un comentario en la entrada

<< Home

Entradas anteriores:


  • Viaje a la India. Parte IV: Samode, Fort Amber y J...
  • Sobre la película de las Crónicas de Narnia
  • Viaje a la India. Parte III: Delhi (Mercado, mezqu...
  • Yo no entiendo de política pero...
  • Por qué no votaré mañana
  • La política y el fútbol
  • Viaje a la India. Parte II: Delhi (Puerta de la In...
  • Viaje a la India. Parte I: boda en Bangalore
  • Libros leídos en 2007: misión 50 libros fallida
  • Pero que os creeis españolitos